Arismendidiaz4


El gran problema de los sistemas públicos de reparto es que, al agotarse el fondo acumulado por los jubilados y pensionados, se ven obligados a utilizar los aportes de los trabajadores activos, y cuando los mismos ya no resultan suficientes, entonces apelan a los subsidios gubernamentales.

Comenta
1821890


Por Isabel Valerio Lora


“El estado de tu vida no es más que un reflejo del estado de tu mente”. Wayne Dyer.

L os centros de salud son espacios en los que se respira un ambiente impersonal, donde muchas veces hay que despojarse de la ropa que se lleva puesta para utilizar la bata hospitalaria, regirse por rutinas de comidas, medicamentos, sueño , visitas y estar rodeado de personas extrañas, que tiene una función específica que realizar.

Comenta
José Miguel Gómez 458x450


Por Dr. José Miguel Gómez


Las adiciones han impactado el tejido social. Los daños colaterales que dejan han puesto en evidencia que muchos países y sistemas de salud no saben gerenciar el problema de las adiciones; ni prevenirlas, ni tratarlas, ni poner en funcionamientos programas de rehabilitación y reinserción psicosocial. 

Comenta


En una tertulia con médicos amigos surgieron, desde luego, los temas más candentes sobre la situación de la Seguridad Social, tanto de las pensiones, como del Seguro Familiar de Salud. Hubo muchas coincidencias e ideas innovadoras, hasta que se tocó el tema de la atención primaria.

Comenta


Por José Miguel Gómez


Hace décadas que venimos escuchando está sabia verdad. Es corta la frase, pero dice mucho. Y, en cada caso, nos deja una reflexión, una enseñanza o un aprendizaje, para revisar las actitudes, el comportamiento, la conducta, y hasta los hábitos. “Más vale prevenir que lamentar” se puede aplicar desde la salud, la economía, en lo familiar, pareja, educación o el proyecto de vida.

Comenta


Por Dr. Pedro Mendoza


Los dominicanos, desde hace alrededor de 40 años, institucionalmente bautizamos los noviembres como “Mes de la familia”. Durante ese mes se publican editoriales, comentarios, artículos, sermones cristianos y miles de declaraciones de funcionarios públicos, políticos y de gente de negocios, que recomiendan el rescate de los valores y buenas costumbres que tuvieron las familias que hace 60 u 80 años precedieron a las actuales, los cuales se han perdidos o desvirtuados, si de verdad queremos lograr una sociedad con bajo nivel de crímenes, violencia y delincuencia. 

Comenta


Pregunta del lector: Mi pareja se queja constantemente de que no converso con ella. Le he dicho que no me gusta hablar del trabajo porque llegó a casa a descansar y, mucho menos de los problemas domésticos. Prefiero ver televisión para botar el estrés. ¿Es necesario que se hable todos los días? Si no quiero hablar, ¿qué pasaría?

Comenta