Doctora acusada de negligencia médica por muerte de menor: “los doctores no somos dioses”

Dice en el centro asistencial donde labora “hay como en todos los hospitales del país escasez de insumos y recursos humanos”; pide al presidente Danilo Medina cambiar su status de médico general a pediatra.
|


SANTO DOMINGO, REP. DOMINCIANA/ DIARIO DE SALUD--. Zulia Toribio Alcántara doctora del Hospital Provincial Doctor Ángel Contreras, ubicado en Monte Plata, que atendió la menor fallecida Liandri Carolina De Jesús, asegura que cuando la recibió en el centro asistencial le dio las atenciones correspondientes.


Toribio admite que recibió la niña con llanto constante y falta de apetito, sin embargo el examen físico que le practicó salió normal así como el hemograma.


“Se manda al hogar con orientación sobre signos de alarma y volver si fuera necesario”, explica la doctora a este medio.


Confiesa que los padres regresaron en una segunda ocasión y que, según ella, bajó de inmediato a atender a la infante. De acuerdo a los padres de la menor fallecida, tardó más de una hora para presentarse.


“Esta vez los padres referían que la paciente cambiaba de color, sudaba mucho y continuaba con paroxismos de llanto. 


Se instruye a la madre a amamantar la niña como parte de la evaluación, se aprecia que la misma rechaza el seno como si se cansara al succionar y se cuestiona a la madre si esto sucede en el hogar respondiendo la misma que sí”, agrega la doctora.


A juicio del médico José Rivera, quien la atendió en Santo Domingo Este en la Clínica Integral II, este era un cuadro para canalizarla, ponerle solución con dextrosa para evitar su deshidratación y nutrirla.


“Se realizó glicemia rápida y salió normal. Examen físico nuevamente normal, salvo dato descrito sobre succión del seno. Se observa paciente durante dos horas en la emergencia, tiempo en el que permaneció tranquila, sin llantos ni cambios anormales de color”, agrega Zulia Toribio a su relato.


Dijo que la perinatóloga de servicio Angélica María Paula Jaquez evaluó la paciente y decidió su egreso al hogar indicándole un ecocardiograma para descartar alguna cardiopatía congénita.


La doctora especula que la menor pudo haber tenido una cardiopatía congénita acianogena que se descompensó luego de su egreso del centro asistencial donde labora: “pero la causa de la muerte no se pudo determinar ya que a la paciente no se le realizó necropsia”, subraya Toribio.


Ante la acusación que hacen los padres sobre negligencia médica, Toribio dijo que lamenta el fallecimiento de la niña pero recordó que los “médicos no son dioses”.


“Hacemos lo que humanamente y en nuestro medio lleno de limitaciones podemos hacer para ayudar a los pacientes a alcanzar y mantener la salud, no creo que ningún perinatólogo va a mandar a su casa a un recién nacido si considera que el mismo ameritaba ingreso”, sostiene.


Indicó que el hospital donde labora existe como en todos los hospitales del país “además de la archi conocida escasez de insumos, suministros, instrumentos, mobiliarios, medicamentos y insuficiencia de recursos humanos”.


“En mi hospital de Monte Plata no es inusual que por algún periodo de tiempo haya un solo ginecoobstetra o pediatra para cubrir todas las áreas del hospital (emergencias, consulta, hospitalización, UCIN y quirófanos o sala de parto) por tanto las atenciones de algunos pacientes pueden demorarse en algún momento determinado”, informa Toribio.


Aprovechó para pedir a las autoridades de salud a que la ayuden a conseguir su cambio de designación de médico asistente a médico pediatra ya que cuando ha intentado hacerlo le presentan la excusa de que no disponen de recursos para hacerlo.


“Si mis palabras llegan al presidente Danilo Medina apelo a su gran sabiduría, sensibilidad humana y sensatez a fin de solicitarle que interponga sus buenos oficios y me ayude a conseguir lo que por derecho me merezco: mi designación como pediatra”, concluyó la doctora acusada de negligencia médica por los padres de la menor fallecida.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.