El Dr. José Joaquín Puello, un profesional consagrado

|



12EC4351 E608 4BE5 A332 88E29A119341


Por Maritza Morillo


SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.-- “El médico que no siente compasión por sus pacientes no merece el título de la carrera”. Esta es una de las frases que identifican al neurocirujano José Joaquín Puello, un profesional que ha consagrado su vida al servicio de la salud.


Sentado en su consultorio del Centro Cardio-Neuro-Oftalmológico y Transplante (Cefcanot), ubicado en el hospital Luis E. Aybar, este gran hombre que ha laborado en la mayoría de los hospitales y clínicas del país hizo una remembranza de su trayectoria en la medicina.


Según cuenta Puello, a los 17 años ya estaba listo para entrar en la universidad a estudiar medicina, pasión que creció tras leer el libro “Cuerpo y alma”, una novela de un autor holandés, que le regaló su padre, José Altagracia Puello Rodríguez. La obra, enmarcada en la Primera Guerra Mundial, narra la história ficcionada de un médico joven que trabajaba en hospitales de Europa.


En 1963 se gradúa de doctor en Medicina magna cum laude en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y, en busca de continuar su preparación, decide irse a Inglaterra, donde hizo Cirugia General y varios postgrados que enriquecieron sus conocimientos en la especialidad.


El jefe de Neurocirugía del hospital Luis Eduardo Aybar, que ha hecho de la medicina su más fiel compañera, explica que su mayor satisfacción es trabajar en los hospitales públicos desde donde puede ayudar a quienes no pueden pagar una consulta privada.


“Yo soy un médico de hospitales que no me molesta cuando un paciente me llama a las dos de la mañana para preguntarme por una receta o saber de una cita”, dijo el neurocirujano con una sonrisa que delata su satisfacción por servir a quienes más lo necesitan.


Entiende que a pesar de que el sector salud ha progresado todavía le falta mucho. “Hay que invertir en la población que no tiene recursos, debemos convencer a los políticos para incluir a más dominicanos en la seguridad social, mejorar los sueldos de los médicos y diseñar un plan para socializar la salud en aras de garantizar el derecho a la vida de las personas”, concluyó.


Por sus méritos, desempeño y dedicación, Puello ha logrado varios reconomientos, tal ha sido la exaltación como “Maestro de la Medicina Dominicana” por el Colegio Medico Dominicano.


“En la vida de un médico hay tres momentos importantes que son: graduarse en la universidad, alcanzar el título de la especialidad y recibir un reconocimiento como este de la institución que vela por el derecho de sus miembros”, valoró el galeno, quien considera su profesión como la más satisfactoria y estimulante, aunque se debe ejercer con humildad.


Al ladito de un cerebro que adorna su escritorio como símbolo de la profesión que lleva sobre sus hombros, explicó que, pese a las grandes ofertas que durante su carrera ha recibido para ejercer la neurocirocirugía en el extranjero, cada día que pasa confirma que la decisión de ejercerla en el país que le vio nacer fue la más correcta.


Su vida deportiva


Hablar de la vida de José Joaquín Puello y no reseñar su pasión por el deporte es como armar un rompecabezas sin algunas piezas, pues el béisbol, baloncesto, softbol, tenis, atletismo y otras disciplinas deportivas corren por las venas de este hombre que por más de 20 años ocupó la presidencia del Comité Olímpico Dominicano (COD), teniendo en sus manos la organización de los Juegos Panamericanos, el mayor evento deportivo celebrado en el país, así como otras funciones importantes en esa área.


VIDA FAMILIAR Y PERFIL DE JOSÉ JOAQUÍN PUELLO


Rol familiar


Es un padre abnegado que procreó seis hijos: María, José Joaquín, Yuri, José Guillermo y Sarah Leyla, con quienes se lleva muy bien, y Oliver, quien fallecido a destiempo dejando un gran vacío en la familia.


Hoja de vida


José Joaquín Puello nació en San Juan de la Maguana el 25 de septiembre de 1940.


En 1962 gana el premio de Obstetricia y Ginecología como estudiante de término de Medicina de la UASD. En 1963 se gradúa de Doctor en Medicina magna cum laude.


En 1964 se va a Inglaterra, donde hizo su especialidad y varios postgrados, además de otros cursos que engalanan su currículum, sin dejar de lado los cargos ocupados en los diferentes centros de salud del país.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.