Infección

Infecciones maternas y autismo

La idea más comúnmente aceptada en la comunidad científica es que el autismo surge de una predisposición genética sobre la que actúan uno o más factores ambientales que actúan como elementos desencadenantes y cuya importancia es que si les podemos identificar y eliminar, o al menos controlar, podríamos reducir considerablemente los casos de autismo. Entre esos posibles factores ambientales sospechosos está la exposición a un patógeno infeccioso, a una bacteria o a un virus.

La plaga invisible que afecta a la humanidad


Por Heydi González Cabrera


Los hongos, microscópicos seres vivos, son enemigos capaces de permanecer encerrados en sus esporas y mantener ese estado durante mucho tiempo, esperando circunstancias propicias para aparecer y extenderse por todo el cuerpo. Por supuesto, el calor que aumenta la sudoración, son condicionantes fundamentales para esa plaga invisible.