Rector de UNIBE hace propuesta para disminuir la mortalidad materna e infantil

|


Muertes infantiles 11111870 20190110110338SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.- El rector de la Universidad Iberoamericana (UNIBE) propone restablecer una mesa de trabajo con los actores y líderes del sector salud para construir una propuesta y compromisos orientados a reducir la mortalidad materno-infantil que el pasado año cerró con 197 muertes maternas y 3,494 infantiles.



Julio Amado Castaños Guzmán dijo que el pacto firmado entre autoridades, gremios y actores en el 2017 plasmaba el compromiso y acuerdos para trabajar en conjunto y establecer estrategias colegiadas, para lograr mejores resultados en la salud de los dominicanos, pero no se han cumplido y quedaron en el vacío.


Considera que la República Dominicana continúa en un proceso de estancamiento en cuanto a modificar los resultados de mortalidad materno-infantil y que lo mismo podría estar sucediendo con las enfermedades cardiovasculares, diabetes e hipertensión arterial y cáncer.


“Las causales son compartidas entre los actores del sistema: autoridades sin un plan de salud apropiado y con baja inversión en salud, profesionales y recursos humanos de muy baja calidad en su formación profesional, ciudadanos que no tienen un nivel mínimo de conocimientos por la baja escolaridad que le permita asumir con responsabilidad estilos de vida y el auto cuidado de la salud”, dijo el también presidente del Patronato de la Plaza de la Salud.


Entiende que si no se asume de manera compartida la responsabilidad y el compromiso colectivo para cambiar la realidad sanitaria, esos indicadores no se modificarán favorablemente.


Está dispuesto a que desde el Decanato de Investigación en Salud, de UNIBE, se analice la base de datos de los casos de muerte materno e infantil y hacer un estudio retrospectivo y de análisis de cada caso para identificar cuáles causas incidieron en esas muertes y con los resultados aportarlos a una mesa de trabajo liderada por las autoridades y el Colegio Médico Dominicano (CMD) para construir un plan de mejoras y acciones dirigidas a disminuir esos indicadores de mortalidad, dijo.


La investigación, agrega, incluiría analizar la procedencia por nacionalidad de cada caso, así como su nivel socio económico y escenarios dónde se llevaron a cabo los seguimientos prenatales, si los hubo o no, así como el seguimiento del neonatal y pediátrico ambulatorio de cada niño fallecido.


Afirma que todo esto podría resultar en el establecimiento de redes de atención estructurada por niveles con lo cual aquellos embarazos de alto riesgo detectado desde la consulta prenatal sean acompañados durante el embarazo bajo protocolos preestablecidos con los cuales se tomen las medidas preventivas y se evite la muerte como un resultado final.

“Creemos que llegó el momento de tomar acciones que conduzcan a la toma de decisiones e intervenciones y dejar la práctica de la lanzar culpas estériles de quién es o quiénes son los responsables”, concluyó Castaños Guzmán.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.