Inyectan a peloteros sustancia caballos; amputan pierna uno

|


REYWERHHATO MAYOR, RD/ DIARIO DE SALUD.- Uno de tres menores de edad que fueron inyectados con una sustancia para caballos, a fin de mejorar su rendimiento como peloteros, perdió su pierna derecha al serle amputada, y su entrenador fue enviado a la justicia como responsable.



El hecho ocurrió en Hato Mayor, y el nombre de los menores, dos de ellos hermanos de 15 y 17 años, se omite por razones legales.


De acuerdo con la investigación del Ministerio Público, el entrenador Daniel Rodríguez (Salomé) le habría cobrado RD$5,000 al joven pelotero de 17 años, supuestamente para comprarle unas vitaminas que mejorarían su rendimiento deportivo.


Indica que cada dos días el joven era inyectado con una sustancia “que por las noches le provocaba una sudoración excesiva y calambres en las piernas”, por lo que tuvo que ser llevado a centros de salud de la región y de la capital.


Agrega que el pasado 23 de noviembre fue ingresado en el hospital Moscoso Puello, adonde llegó “agudamente enfermo, febril, con aumento del volumen de los miembros inferiores, cianosis plantar y ausencia de pulso infrapatelar”, por lo que fue necesario amputarle la pierna derecha.


Otro convulsiona. También al hermano de 15 años, y a un amigo de éste, le fue inyectada la misma sustancia. El último habría convulsionado después de recibir una dosis del producto, que las autoridades presumen, es un esteroide anabólico.


La denuncia. Fue hecha por familiares de los hermanos afectados, sin embargo, desistieron del proceso judicial contra el entrenador Rodríguez, que el MP continúa, informó la Procuraduría General en un documento de prensa.


Indicó que las investigaciones del caso las profundizan, a los fines de recolectar más pruebas que permitan enviar a juicio de fondo al imputado, que fue recluido en la cárcel de El Seibo con tres meses de prisión preventiva que le fueron impuestos por la Oficina Judicial de Atención Permanente de Hato Mayor.


El caso está a cargo de los fiscales Marleni Guante (titular en Hato Mayor), y Daniel Robles Nivar. Este último representó al MP en el tribunal donde presentó las pruebas que determinaron la coerción al entrenador.


Se informó que en un allanamiento en la residencia del entrenador, de 43 años de edad, fueron confiscados medicamentos, bálsamos y soluciones inyectables.


Procurador alerta a padres y menores


El procurador general, Jean Rodríguez, hizo ayer un llamado a los padres y familiares de jóvenes que actualmente se encuentran entrenando “con la ilusión de llegar a Grandes Ligas y tener una mejor vida”, a no dejarse engañar por personas sin escrúpulos.


Asimismo, advirtió a las personas que se dedican a entrenar jóvenes en ese deporte, que actuará sin contemplaciones contra quienes pongan en juego la vida de menores.


Resaltó que ésta es la primera vez que se logra levantar evidencias y obtener medida de coerción contra un entrenador de pelota, por una práctica criminal que dijo “tiene años desarrollándose” en el país.


El jefe del Ministerio Público reiteró su compromiso ante la sociedad, “ de representarla y defenderla dignamente, aunque la familia desista de continuar la acción en casos que como éstos, que atentan contra la integridad de nuestros niños, niñas y adolescentes”.


Informó que tan pronto recibieron la información del caso de Hato Mayor iniciaron un proceso de investigación y recolección de pruebas utilizando todas las herramientas y tecnología disponible, hasta encontrar las pruebas que le permitieran someter ante la justicia al responsable.


El entrenador fue sometido por violación a artículos del Código Penal, del Sistema y Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 136-03), y la Ley General de Salud, informó el procurador general.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.