El turismo de salud, un negocio de 100,000 mdd

Hospitales de Centroamérica y República Dominicana hallaron gran oportunidad de ingresos en la atención a pacientes regionales y de Norteamérica, quienes buscan tratamientos a bajo costo.
|


Turismo medico getty 640x360

Foto: Baris Simsek/Getty Images.


Por Camila Gómez


SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.- El nicaragüense Edén Pastora fue diagnosticado con cáncer de próstata. Para tratar su enfermedad, viajó al Centro Internacional de Cáncer de El Salvador, uno de los institutos oncológicos más importantes de Latinoamérica, donde se sometió a sesiones de radioterapia, tal como los dan también en otros países, como Panamá, Costa Rica y República Dominicana, que cada vez reciben más pacientes de la región, pero también de Estados Unidos y Canadá, quienes buscan acceder a costos más accesibles.


A nivel mundial, el turismo de salud representa más de 100,000 millones de dólares (mdd), por lo que es de gran interés para los países de la región. Un ejemplo es Costa Rica, donde, en los últimos 10 años, el sector ha crecido a un ritmo anual de 10 a 15%. Massimo Manzi, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Salud (Promed), señala que, de acuerdo con cifras del Banco Central del país, anualmente atienden alrededor de 70,000 pacientes internacionales, lo que se traduce en ingresos por 485 mdd.


En República Dominicana (que recibe más de 35,000 pacientes al año) uno de los logros más importantes ha sido la gestión para incluir este segmento turístico en la agenda nacional a través de integrar y convocar el apoyo de los sectores público y privado, afirma Alejandro Cambiaso, presidente de la Asociación Dominicana de Turismo de Salud (ADTS).



Otra clave para este crecimiento es la promoción que realizan a través del Congreso Internacional de Turismo y Bienestar, y la Guía de Turismo de Salud. Estas acciones colocan al país en quinto lugar como industria con mayor potencial, según el Índice de Turismo Médico 2016 (MIT, por sus siglas en inglés), del International Healthcare Research Center.


En el ranking del MIT, que evalúa el rendimiento de los países como destinos turísticos de salud, sólo tres países de Centroamérica figuran en la lista. Panamá, en el lugar 13, seguido de Costa Rica y República Dominicana, en las posiciones 14 y 15, respectivamente.


En la región existe un interés por desarrollar iniciativas que incrementen el número de visitantes internacionales. La Comisión de Turismo de Salud y Bienestar de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport) trabaja en el desarrollo y fortalecimiento de las empresas del sector. En los últimos cinco años, este segmento ha registrado un incremento anual de 10 a 16%, por lo que generó en 2017 más de 70 mdd.


Datos del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (Proesa) indican que, en 2014, 98% de las clínicas privadas ya atendían pacientes del extranjero, lo que representaba 20% de sus ingresos. Víctor Caceros, director médico del Centro Internacional de Cáncer, argumenta que 50% de las personas que tratan son internacionales: “En el centro, el incremento anual ha sido de 10 a 15%, mientras que en el país, yo diría que ha crecido alrededor de 10% en los últimos tres o cuatro años”.


Un factor que ha detonado este crecimiento son las crisis en algunos sistemas de salud. Massimo Manzi, de Promed, explica que la seguridad social en Canadá tiene largas listas de espera, aunado a que los servicios privados no son suficientes para atender la alta demanda. En el caso de Estados Unidos, los costos se han incrementado y los programas públicos son muy limitados: “Las cifras están volviendo a las que se tenían antes de Barack Obama: alrededor de 50 millones de personas sin ningún tipo de seguro”, apunta. A lo anterior se suman los bajos precios de los servicios, que llegan a ser entre 50% y 70% más económicos. De acuerdo con la encuesta 2015 que realiza la Medical Tourism Association (MTA), 80% de la demanda se debe a ahorro de costos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.