¿Otro Municipio?

|


Doctor Frank Espino


Por Dr. Frank Espino


“No basta con saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer”.-Goethe.

Todos los días uno amanece con una sorpresa de ciertos acontecimientos nacionales que ya no dudo, que quieran cambiarle el nombre al Océano Atlántico o al Mar Caribe.

Ahora la moda es que un grupo de diputados se les ha metido en la cabeza, que se debe agregar más municipios a la Ciudad de Santiago.

El lugar de moda es “Cien Fuegos”. Y uno se pregunta, (y todos conocemos la respuesta) ¿Qué se busca con eso?

Como si quisiéramos pasar por tontos contesto: ¡Crear más vagos políticos! ¡Incentivar más la corrupción! ¡Estimular el desorden institucional! ¡Aumentar más la anarquía! ¡Crear un gobierno paralelo municipal, con más deficiencias, menos conciencia, y con menos capacidad resolutiva!

Señores, después que Santiago de los 30 Caballeros, en República Dominicana, está tomando algo de “oxigeno” por estar más de 50 años asfixiada del caos, carencias de salud, de inseguridad, de baja iluminación, basuras, alimañas, calles destruidas, mal señalizadas, sin semáforos, sin autoridades que no les importaba esta hermosa urbe ni el control de extranjeros.

Ahora surge un grupo, que impulsados por la impresión que representa la Ciudad Corazón en estos momentos comparado con otras provincias: ejemplo de modernismo, belleza, implementación del orden social, limpieza.

Quieren crear un “nuevo municipio” y cuidado si muchos más que no nos hemos damos cuenta, pero sin una evaluación concienzuda, sino pensando en intereses propios más que colectivos.

¿Por qué no se han preocupado por conseguir e invertir más recursos en Santiago? Este es el centro político, académico, de producción, cultural, educacional, trabajo y superación más grande del Cibao.

¡En vez de estar pensando en separar, deberían estar pensando en unir!

Somos partícipes, que a todos los barrios súper poblados o no, se les brinde todos los beneficios que merecen como deseamos todos los dominicanos, pero de ahí a dividir la ciudad, lo que va a conseguir es lograr una debilidad institucional que no se corresponde con los bueno tiempos. Y ejemplo tenemos de sobra en todo el territorio nacional.

Hay instituciones que han hecho un diagnóstico y una proyección que asegura que en estos momentos no se debe dividir a Santiago, ya que esto lo que haría es aumentar más una cadena de irregularidades, penurias, un aumento de inseguridad, y pobreza.

¡Señores, no inventen! La experiencia nos dice, que “más vale paloma en mano que cien volando”

El autor es médico, escritor y profesor universitario. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.