"Superponer" neurocirugías no aumenta las complicaciones ni la mortalidad

|


NUEVA YORK, EE.UU. / REUTERS HEALTH.-- La mayoría de los pacientes de neurocirugía no tienen más probabilidades de morir o sufrir complicaciones graves cuando el cirujano participa de más de una cirugía al mismo tiempo, según indica un estudio de Estados Unidos.


Los autores se concentraron en lo que se conoce como cirugías superpuestas, que es cuando un cirujano senior interviene en las etapas críticas de una operación, mientras un cirujano residente o asistente avanza con las etapas no críticas de otra operación, como puede ser el cierre de una incisión.


Los autores analizaron los resultados en 2.275 pacientes de neurocirugía del Hospital de Emory University, Atlanta, en el 2014 y el 2015, incluidos 972 con cirugías superpuestas y 1.303 sin cirugías superpuestas.


A los 90 días, el equipo no detectó una diferencia significativa en la mortalidad, las complicaciones o la funcionalidad entre los pacientes de ambos grupos, según publica en JAMA Surgery.


"El mensaje es que la práctica es segura cuando se hace adecuadamente", dijo el coautor, doctor Daniel Barrow, de la Facultad de Medicina de Emory University.


"Superponer cirugías a menudo se confunde con operar simultáneamente, lo que ocurre cuando coinciden las etapas críticas de dos cirugías. Esa no es una práctica aceptable y no demostró ser segura, como sí ocurrió con las cirugías superpuestas", agregó.


Los pacientes tenían unos 52 años y lo más común era una cirugía electiva, no de emergencia. Cincuenta y tres pacientes murieron durante el período estudiado.


El 15 por ciento de los 2.222 pacientes restantes sufrió complicaciones graves y el 21 por ciento tuvo la misma funcionalidad o peor que antes de las cirugías.


En los primeros 30 días posteriores a la cirugía, el 43 por ciento de los pacientes (979) pasó a la unidad de terapia intensiva (UTI). El 4 por ciento tuvo infecciones en el sitio de la cirugía, mientras que el 9 por ciento necesitó una nueva internación y el 7 por ciento, otra cirugía o un procedimiento invasivo.


El equipo tuvo en cuenta la gravedad de la enfermedad que demandaba cirugía, otros problemas de salud y el tiempo total de internación. Los pacientes con la enfermedad más grave, que necesitaron internación en la UTI, por ejemplo, tuvo 25 veces más riesgo de morir que los que no pasaron a la UTI. Pero al considerar esos factores, la superposición o no de las cirugías no influyó en los resultados en los pacientes.


FUENTE: JAMA Surgery, online 8 de noviembre del 2017

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.