Médicos que reciben dinero de la industria farmacéutica usan Twitter para promocionar medicamentos

|



AUSTRALIA/ REUTERS HEALTH) - Algunos oncólogos usan Twitter para promover los fármacos que producen las empresas que les pagan, pero un estudio indica que casi nunca declaran sus conflictos de interés en la red social.


“Este es un gran problema”, dijo el autor principal, doctor Vinay Prasad, profesor de Oregon Health and Science University, Portland. “Los médicos les están diciendo a sus pacientes qué piensan sobre los fármacos y el interés económico influye en eso. Pero no les están diciendo que tienen ese conflicto”, agregó.


El equipo de Prasad analizó los tuits y los ingresos de los especialistas en cánceres de la sangre que usaban Twitter de manera regular y recibieron por los menos 1.000 dólares de la industria farmacéutica en el 2014.


El 81 por ciento de los 156 oncohematólogos participantes tuiteó sobre por lo menos un fármaco de una empresa que le había pagado y el 52 por ciento de sus mensajes mencionaba el conflicto de interés, según publica el equipo en The Lancet.


Sólo dos médicos declararon que recibían dinero de las empresas que producían los productos que mencionaban en Twitter.


Los fármacos oncológicos tienden a ser tóxicos, tener efectos adversos debilitantes y su efectividad suele ser apenas marginal. Las empresas farmacéuticas suelen pagarles a los médicos para que evalúen sus productos y participen en conferencias y seminarios.


La bioeticista Susannah Rose, que no participó del estudio, dijo que “una vez más se demuestra la existencia de conflictos complejos asociados con la relación de los médicos con la industria”. Instó a que esos conflictos se declaren, quizás, en los perfiles de Twitter de los médicos.


Rose, que es directora científica de la Oficina de Experiencia del Paciente de la Clínica de Cleveland, Ohio, y que no participó del estudio, consideró que los médicos deberían usar una abreviatura en sus tuits para declarar los conflictos de interés.


Este año, Prasad publicó su primer estudio sobre los médicos que tuitean: el 80 por ciento de más de 600 oncohematólogos de Estados Unidos que tuiteaba tenía un conflicto de interés, según publicó en JAMA Internal Medicine.

Ahora, los autores recomiendan que los médicos declaren esos conflictos en sus perfiles de Twitter y que, cuando tuiteen sobre un producto, usen #FCOI, que es la abreviatura en inglés para conflicto de interés económico.


FUENTE: The Lancet Haematology, online 29 de agosto del 2017

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.