FUNDO asegura que la República Dominicana se comprometió a regular las bebidas azucaradas

|


SANTIAGO/ DIARIO DE SALUD.-- La Fundación Dominicana de Obesidad y Prevención Cardiovascular –FUNDO- aseguró que en el pasado reciente la República Dominicana se comprometió a regular las bebidas azucaradas.


Esto sucedió en la “LXVI Sesión Del Comité Regional de la OMS para Las Américas” realizada en Washington, D.C., EUA, del 29 de septiembre al 3 de octubre del 2014, donde nuestro país fue representado por el Dr. Freddy Hidalgo, Ministro de Salud de entonces. En este evento los ministros de Salud de toda la región de las Américas respaldaron un plan quinquenal que prevé reducir el consumo de comida chatarra y bebidas azucaradas, haciendo que la opción saludable sea la más sencilla.


La motivación de los profesionales de la salud se fundamentó en datos que indican que el sobrepeso y la obesidad afectan del 20% al 25% de las personas menores de 19 años en América Latina y a un tercio de los niños y adolescentes de entre 6 y 19 años en los Estados Unidos. Los factores clave que impulsan esta epidemia son el consumo excesivo de alimentos procesados de alto contenido calórico y bajo valor nutricional —especialmente la llamada "comida chatarra" y "comida rápida"— junto con el consumo de bebidas endulzadas con azúcar (refrescos endulzados) y bajos niveles de actividad física.


Una de las recomendaciones de la reunión fue que en las escuelas se debe restringir la disponibilidad de productos alimenticios procesados de alto contenido calórico y bajo valor nutricional y de bebidas endulzadas con azúcar; en lugar de ello, se debe ofrecer a los estudiantes alimentos más saludables y agua.


Asimismo, se recomienda promoción de la lactancia materna, mayor acceso a los espacios recreativos y a los alimentos nutritivos y aumento de los impuestos a la comida chatarra y restricciones para su comercialización.


En estos momentos en nuestro país se discute un proyecto de ley que regularía producción y comercialización de las bebidas azucaras, edulcoradas y energizantes. Su principal objetivo es la reducción del sobrepeso y la obesidad en la población, con mayor impacto en los niños y adolescentes. Esto se traduciría en un reducción significativa de la diabetes, hipertensión, alteraciones del colesterol y enfermedades cardiovasculares.


Aunque el citado proyecto es autoría del diputado peledeista por Puerto Plata y Presidente de la Comisión Permanente de Salud de la Cámara Baja, Dr. Juan Quiñones, el congresista ha elaborado la pieza legislativa siguiendo las recomendaciones de las instancias internacionales que norman la salud pública en el hemisferio y otras asociaciones especializadas en el área, como son la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Asociación Latinoamericana de la Diabetes, la Federación Latinoamericana de Sociedades de Obesidad, entre otras.


Por esta razón un grupo de médicos, representado diversas sociedades médicas especializadas e instituciones de la sociedad civil, se ha unido para respaldar y complementar la iniciativa legislativa que será el punto de partida de un marco jurídico para salvaguardar la salud cardiometabólica de las presentes y futuras generaciones.


Este es un momento crucial en la historia de la medicina preventiva en la República Dominicana, porque si disminuimos el consumo de bebidas azucaradas en la población, no solamente estaremos reduciendo el sobrepeso y la obesidad, sino que reduciríamos la diabetes y la principal causa de muerte en nuestro país que son los infartos y ataques cerebrales.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.