Una pareja de médicos promueve una técnica para evitar el uso de pañales

|


SANTIAGO/ REUTERS HEALTH - Cuando una pareja de médicos de California esperaba a su tercer hijo, quiso dejar de contribuir a los más de 27.000 millones de pañales descartables que cada año terminan en los basureros de Estados Unidos.


Pero lavar pañales en Los Ángeles, donde escasea el agua tampoco era una alternativa amigable con el ambiente. Entonces, la doctora Rosemary She leyó sobre cómo evitar usar pañales.


El método, llamado comunicación de la eliminación, consiste en que padres y cuidadores estén atentos a las señales y los ritmos naturales del bebé para llevarlo al baño cuando es el momento.


Escéptica, pero decidida a encontrar una alternativa a los pañales, She probó el método en cuanto su recién nacida llegó al hogar. "La coloqué sobre un orinal, le sostuve las piernas con cuidado, sostuve su abdomen y así fue", dijo la médica.


"Fue algo sorprendente", agregó.


Con su esposo, el doctor Jeffrey Bender, describen los beneficios de no utilizar pañales en un editorial de la revista Pediatrics.


Ella es patóloga de la Escuela Keck de Medicina de la University of Southern California. Bender es infectólogo pediátrico del Hospital de Niños de Los Ángeles.


"Es una buena opción para las parejas jóvenes interesadas en cuidar el ambiente para las futuras generaciones, que quieren ahorrar algo de dinero y mantener a sus hijos sanos", dijo él.


"No es para todos y no queremos angustiar a quien no pueda hacerlo. Sólo deseamos que la gente conozca esta opción". Dijo que le gustaría que los pediatras difundan los beneficios.


La comunicación de la eliminación no sólo protege el ambiente, también previene infecciones urinarias y las infecciones cutáneas por estafilococo resistente a la meticilina (MRSA, por su nombre en inglés). Bender atiende muchas consultas por MRSA y les dice a los padres que la mejor manera de prevenir la infección en sus hijos es no utilizar pañales.


Bender y She piensan que este método también mejora el apego entre los bebés y sus padres, acelera el entrenamiento para usar el baño y hace más fácil para los niños aprender a caminar.


Pero la doctora Valerie Kimball, profesora de la Escuela Feinberg de Medicina de Northwestern University, en Chicago, no está convencida de los beneficios del método y no le encuentra sentido a conversar al respecto en el consultorio con padres sobrepasados de problemas.


En sus 14 años como pediatra, Kimball escuchó a muchos padres que no usaban pañales como lo habían hecho sus padres o abuelos en Asia y Europa Oriental.


Respaldaría el método, pero sólo abordaría el tema con padres que le pregunten sobre la comunicación de la eliminación.

Antes de que She decidiera no usar pañales, su madre le había contado que en los años 40 en su Taiwán natal, una década antes de que aparecieran los pañales descartables en Estados Unidos, los cuidadores sostenían a los bebés sobre una letrina, silbaban y los niños orinaban.


"Pensaba que era lo más ridículo que había oído en mi vida y me reía", recordó She. "Y aquí estoy promoviendo esa idea y una opción para los padres jóvenes", concluyó.


FUENTE: Pediatrics, online 21 de junio del 2017



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.