Un nuevo avance en la lucha contra el cáncer de mama

Desarrollan un nuevo anticuerpo capaz de reconocer una proteína que se expresa solo en células tumorales mamarias. Ello evitaría dañar tejidos no cancerosos y, por consiguiente, la aparición de efectos secundarios.
|


BreastCancerAwarenessOctober1


BARCELONA, ESPAÑA / DIARIO DE SALUD.— Alrededor del 25% de los tumores de mama expresan el receptor 2 del factor epidérmico humano, HER2 por sus siglas en inglés. En la actualidad, el uso de anticuerpos contra esta proteína constituye una importante estrategia terapéutica para tratar este tipo de neoplasia. Sin embargo, la presencia de HER2 en tejidos sanos resulta en la aparición de reacciones adversas al fármaco.


Ahora, Joaquín Arribas y su equipo, del Instituto de Oncología del Valle de Hebrón, en colaboración con investigadores del Instituto de Investigación Médica del Hospital del Mar y la Universidad Pompeu Fabra, ambos en Barcelona, así como científicos del Centro para el Cáncer Memorial Sloan Kettering en Nueva York y el Centro para la Innovación de Roche en Zúrich, han hallado una variante de HER2 especifica de las células cancerosas.


Según el estudio publicado por la revista Science Translational Medicine, el fragmento p95HER2, localizado en el extremo C-terminal de la proteína HER2, se hallaría en el 40% de los tumores que expresan este receptor. Por el contrario, Arribas y sus colaboradores no detectaron p95HER2 en el tejido que recubre la piel o los sistemas digestivo, respiratorio, reproductor y urinario, dianas indeseadas del fármaco administrado en la actualidad.


Así pues, los investigadores diseñaron anticuerpos capaces de reconocer de forma inequívoca p95HER2 en tumores y, simultáneamente, unirse a los linfocitos T; hecho que desencadenaría la respuesta de estas células del sistema inmunitario contra la neoplasia.


Experimentos realizados en ratones demostraron la eficacia del nuevo anticuerpo, ya que tras su administración, el volumen tumoral disminuyó de forma notable. Además, la molécula también actuó sobre nódulos cancerosos localizados en el interior del cerebro. Ello supone un importante avance respecto a las terapias aprobadas y en uso, como el trastuzumab, poco efectivas ante la metástasis cerebral.


Asimismo, el fármaco trastuzumab daña las células del músculo cardíaco, sobre todo en combinación con la quimioterapia. Reducir la dosis del compuesto subministrada, aunque atenúa dicha toxicidad, también compromete su efecto antitumoral. No obstante, la terapia dirigida contra p95HER2 constituiría una alternativa más segura, pues no afectó a los tejidos sanos de los roedores.


De confirmarse el hallazgo, p95HER2 resultaría, por su eficacia y especificidad, una valiosa herramienta en la lucha contra el cáncer de mama.


Marta Pulido Salgado


Referencia: «p95HER2–T cell bispecific antibody for breast cancer treatment», de I. Rius Ruiz et al., en Science Translational Medicine, 10 (461), eaat1445, publicado el 3 de octubre de 2018.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.