Ministro de Salud aboga por cambio en cultura hospitalaria humanitaria

|


Rafael Su00e1nchez Cu00e1rdenas 3


SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.-- El ministro de Salud Pública abogó hoy por la necesidad de que en el país se cambie la cultura hospitalaria humanitaria, en la que el profesional de la medicina debe irse a la comunidad y tener una interface de acciones donde conozca y sepa cuáles son las causas que afectan y padece un paciente que va en busca de salud.


Rafael Sánchez Cárdenas entiende que el médico debe conocer y estudiar del paciente, la historia familiar y sus condiciones ambientales, para poder ofrecer una mejor atención primaria con sensibilidad y humanismo.


Sánchez Cárdenas habló en esos términos al participar en la apertura de la Jornada Nacional sobre desarrollo de la Primera Infancia, que auspició el Ministerio de Salud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización Mundial de Salud (OMS), Ministerio de Educación, el Servicio Nacional de Salud (SNS), el Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI) y la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (DIGEPEP), y representantes de universidades, sociedad civil, sector privado, la iglesia entre otros.


“Tenemos que cambiar la cultura hospitalaria, no se puede dar cariño al paciente sino se rompe con la inercia de que el médico debe trasladarse más allá del consultorio para que pueda ofrecer un servicio más humanitario, hiendo a la comunidad se garantiza conocer los que usa esa persona, su ambiente y el área como vive, además de darle seguimiento a los básicos para que haya una mejor atención primaria con garantía”, aseguró.


Servicios de salud. El funcionario consideró que si se quiere “humanizar hay que cambiar el modelo de prestaciones de servicio de salud, si queremos que la seguridad social en la que hemos avanzado enormemente tenga un mecanismo de financiamiento sostenible hay que cambiar el modelo e ir al primer nivel y a la atención primaria, sobre todo en un marco epidemiológico donde las crónicas son los mayores males”.


Indicó que desde que una mujer está embarazada debe dársele un seguimiento acompañado de sensibilidad y humanismo, siendo este un ingrediente para bajar la mortalidad materna debido a la estimulación que recibe de tener una buena alimentación, de protección y cariño para que el niño al nacer cuente con el desarrollo necesario.


En la Jornada Nacional sobre desarrollo de la Primera Infancia que durará tres días, la representante de UNICEF en el país, Rosa Elcarte, señaló que los “avances de la neurociencia muestran que, si bien el niño nace con un código genético establecido, éste por sí solo no determina las potencialidades que podría alcanzar y es la interacción con su padres, madres o cuidadores las experiencias que viven en sus primeros días y años lo que moldea y define su futuro.


También la representante de la OPS/OMS, Alma Morales, señaló que el desarrollo en la primera infancia, a su vez es determinante de la salud, el bienestar y la capacidad de aprendizaje durante toda la vida haciendo un llamado a desarrollar alianzas intersectoriales que aborden la salud y los determinantes sociales de manera integral.


La ponencia magistral del evento fue realizada por Rafael Pérez Escamilla, director de salud Pública de la universidad de Yale, quien presentó las bases científicas de las intervenciones que influyen de forma determinante en los primeros mil días del niño.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.