Detectan daño arterial en algunos adolescentes que fuman y beben en exceso

|


Syxj 8g4e 930x525


Por Ankur Banerjee


NUEVA YORK,EE.UU. / REUTERS HEALTH.-- Los adolescentes que fuman o se dan atracones con el alcohol tienen signos de daño arterial a los 17 años, de acuerdo con un nuevo estudio. Los autores observaron una mayor rigidez de las paredes arteriales en los adolescentes de 17 años que habían fumado más de 100 cigarrillos en su vida o que ingerían más de 10 bebidas alcohólicas en una vez. 


En el tiempo, la rigidez arterial eleva el riesgo de complicaciones cardiovasculares, demencia y muerte. 


"Las lesiones vasculares ocurren desde muy temprano en la vida por el tabaquismo y el alcohol", mientras que, combinados, son aún más dañinos, según dijo a través de un comunicado la doctora Marietta Charakida, que dirigió el estudio mientras trabajaba en el Instituto de Ciencia Cardiovascular de UCL. Ahora trabaja en el King's College de Londres.


En European Heart Journal y uno de los principales congresos mundiales de cardiología, su equipo divulgó los resultados de un análisis de datos obtenidos en el período 2004-2008 sobre 1266 adolescentes del Estudio Longitudinal Avon sobre Padres y Niños.


Informaron sobre sus hábitos a los 13, 15 y 17 años. El equipo usó un dispositivo no invasivo para determinar la velocidad con la que una pulsación del corazón pasa de la arteria carótida, en el cuello, hasta la arteria femoral, en la pierna.


Eso se conoce como velocidad de onda de la pulsación. Una velocidad lenta es buena señal: las paredes arteriales son más elásticas. 


En los adolescentes de 17 años que habían fumado más de 100 cigarrillos en su vida, la velocidad era un 3,7 por ciento más rápida que en los que habían fumado 20 cigarrillos. 


En los menores que tendían a darse atracones con el alcohol (más de 10 bebidas en una salida con la intención de emborracharse), ese indicador era un 4,7 por ciento más rápido que en los que consumían más de dos copas de una vez. Pero el tabaquismo y los atracones combinados estaban asociados con un mayor daño arterial que por separado. En esos casos, la velocidad de las pulsaciones eran un 10,8 por ciento más rápidas que en los adolescentes que fumaban menos y no se daban atracones con el alcohol.


Pero mientras que el tabaquismo en los jóvenes está asociado con un aumento de la rigidez arterial, abandonarlo en la adolescentes restablecería la salud arterial. Los adolescentes de 17 años que habían fumado, pero ya no lo hacían, tenían un estado de salud arterial similar a los no fumadores.


FUENTE: European Heart Journal, online 28 de agosto del 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.