Asocian caminar con disminución del riesgo de insuficiencia cardíaca en adultas mayores

|

The Palliated Univentricular Heart


Por Lisa Rapaport


NUEVA YORK,EE.UU./ REUTERS HEALTH - Las adultas mayores que hacen ejercicio serían menos propensas a desarrollar insuficiencia cardíaca, según sugiere un estudio de Estados Unidos. Los autores analizaron datos de 137.303 mujeres posmenopáusicas de entre 50 y 79 años (63 en promedio).


Más de un tercio eran hipertensas, pero pocas tenían otros factores de riesgo, como tener diabetes o ser fumadoras. 


Luego de 14 años, 2.523 desarrollaron insuficiencia cardíaca. A diferencia de las participantes sedentarias, las que hacían algo de ejercicio eran un 11 por ciento menos propensas a desarrollar la condición. Aquellas con mayor actividad física eran un 35 por ciento menos propensas a desarrollar insuficiencia cardíaca. 


"Nuestros resultados demuestran claramente que a mayor cantidad de actividad física, menor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca y sus subtipos", dijo el autor principal del estudio, Michael LaMonte, investigador de la University at Buffalo, Nueva York. 


En las personas con insuficiencia cardíaca, el músculo cardíaco es demasiado débil para bombear suficiente sangre al resto del cuerpo.


Los síntomas son fatiga, aumento de peso por retención de líquido, disnea y tos o sibilancias. Los fármacos fortalecen el corazón y reducen la acumulación de líquido. En el grupo con la condición, 451 mujeres tenían un subtipo como fracción de eyección reducida, que suele ocurrir luego de un infarto y tiene peor pronóstico.


A diferencia de las mujeres que no hacen ejercicio, las que hacían algo de actividad física eran un 19 por ciento menos propensas a desarrollar ese tipo de condición.


Las que más ejercitaban eran un 32 por ciento menos propensas a desarrollarlo. Otras 734 mujeres con insuficiencia cardíaca tenían el subtipo con fracción de eyección preservada. Es más común en los adultos mayores y más fácil de tratar.


Las participantes que hacían algo de ejercicio eran un 7 por ciento menos propensas a desarrollarla que las más sedentarias y las mujeres que más ejercicio hacían eran un 33 por ciento más propensas a padecer ese subtipo de la enfermedad. 


Caminar, que es la actividad de ocio más común en los adultos mayores, pareció tan efectivo como el ejercicio más intenso, según dijo LaMonte. "Este es un gran hallazgo", agregó.



FUENTE: JACC: Heart Failure, online 5 de septiembre del 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.