La mitad de los cirujanos mamarios de Estados Unidos indica extirpar nódulos linfáticos innecesariamente

|

WSJ IV AA697 SAFETY J 20150210151753


Por Lisa Rapaport


NUEVA YORK,EE.UU./ REUTERS HEALTH.--A las mujeres con cáncer mamario temprano, muchos cirujanos les indicarían extirpar los nódulos linfáticos aun cuando la evidencia reciente demuestra que eso no mejora la sobrevida ni las chances de que el tumor reaparezca, de acuerdo con un estudio de Estados Unidos.


Casi la mitad de los cirujanos mamarios entrevistados dijo que recomendaría la disección del nódulo axilar, aunque las guías lo desaconsejan.


Antes, cuando los nódulos centinelas contenían las células tumorales, los cirujanos extirpaban la mayoría de los nódulos restantes para prevenir la diseminación o la reaparición de la enfermedad.


Pero, de acuerdo con la mayoría de la evidencia disponible, la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica modificó sus guías en el 2014 para decir que las mujeres con uno o dos nódulos centinelas positivos tratadas con lumpectomía más radioterapia no necesitan una cirugía de los nódulos axilares.


"Los tumores mamarios tempranos no se extenderían a múltiples nódulos linfáticos, de modo que al extirpar los nódulos centinela se eliminaría la carga del cáncer en los nódulos linfáticos”, explicó la autora principal, Monica Morrow, jefa del Servicio de Mamas del Centro de Oncología Memorial Sloan Kettering, Nueva York.


Su equipo entrevistó a 376 cirujanos mamarios. El 49 por ciento dijo que definitivamente o probablemente haría una disección de los nódulos axilares si una paciente tiene células tumorales en un solo nódulo centinela. El 63 por ciento coincidió con el enfoque si esas células tumorales aparecían en dos nódulos centinelas.


Los cirujanos con un mayor volumen de cirugías mamarias oncológicas eran menos propensos a recomendar extirpar todos los nódulos axilares en pacientes con tumores tempranos, según publica el equipo en JAMA Oncology.


La disección de los nódulos axilares pueden causar problemas en el largo plazo, como hinchazón del brazo, rigidez o problemas para mover el brazo o el hombro y alteración de la sensibilidad.


Para el doctor Benjamin Anderson, autor de un editorial sobre el estudio y profesor de cirugía y salud global de University of Washington, Seattle, los resultados aportan evidencia de que las nuevas estrategias terapéuticas no siempre se adoptan rápidamente en la práctica clínica.


FUENTE: JAMA Oncol, 2018.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.