Investigación de EEUU evita cirugía innecesaria a ciertos pacientes cardíacos

|


Heartmodel


Por Gene Emery


NUEVA YORK,EE.UU./ REUTERS HEALTH -Una investigación del gobierno de Estados Unidos sobre las denuncias de que médicos estaban implantando desfibriladores cardíacos en pacientes sin los requisitos que indican las guías clínicas federales redujo significativamente los implantes y le habría evitado una cirugía innecesaria a muchos pacientes, según publica en Journal of the American Medical Association.


El trabajo del Departamento de Justicia del 2010 incluyó a pacientes de Medicare, pero la nueva investigación revela una caída del uso de desfibriladores en pacientes sin cobertura de Medicare.


Se desconoce la cantidad de implantes innecesarios que se pudieron evitar porque "hay demasiados factores", dijo el autor principal, doctor Jeptha Curtis, de la Facultad de Medicina de Yale, New Haven, Connecticut.


Hubo casos en los que los pacientes no necesitaban en desfibrilador cardioversor implantado, "(pero) pienso que era la minoría". En otros casos, según agregó, los médicos y los hospitales documentaron inadecuadamente los motivos de la cirugía o no siguieron las guías clínicas (por ejemplo, implantaron un desfibrilador 39 días después de un infarto cuando las guías aconsejan esperar por lo menos 40 días).


Más de 500 hospitales debieron abonarle al Gobierno más de 270 millones de dólares en multas.


El equipo identificó una caída enorme de los implantes tras el anuncio de la investigación federal.


En el 2007, el 25,8 por ciento de los desfibriladores implantables usados en los hospitales que debían llegar a un acuerdo con el Gobierno no cumplía con las guías federales. Eso se redujo 16,1 puntos porcentuales en el 2012.


En los hospitales sin sanciones por la investigación, la tasa de implante inicial (sin cumplir las guías) era del 22,8 por ciento. Eso se redujo 12,1 puntos porcentuales.


Lo mismo se observó en los pacientes sin cobertura de Medicare, según indicó Curtis.


Pero no fue así en los pacientes que habían tenido un paro cardíaco y que, claramente, necesitaban un desfibrilador cardioversor lo antes posible.


"Se evitaron muchos procedimientos inapropiados", escribe en un editorial sobre el estudio el doctor Paul Heidenreich, de la Facultad de Medicina de Stanford University, California.


La nueva investigación es un análisis de datos de 1809 hospitales, 452 de los cuales llegaron a un acuerdo con el gobierno federal. Para Curtis, los resultados demuestran que los pacientes deberían hacerles preguntas a sus médicos como las que se pueden encontrar en patientdecisionaid.org.


El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos recuperó 2600 millones de dólares por todo tipo de coberturas y gastos de procedimientos fraudulentos en el año fiscal 2017. Esto equivale a 4 dólares por cada dólar gastado en la investigación, según precisa Heidenreich.


FUENTE: JAMA, online 3 de julio del 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.