La Comisión hace un llamamiento a la adopción de medidas urgentes contra las enfermedades crónicas

|


EJERCICIO


NUEVA YORK,EE.UU./ DIARIO DE SALUD.-- En un nuevo informe de la Comisión Independiente de Alto Nivel sobre Enfermedades No Transmisibles (ENT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se hace un llamamiento a la adopción de medidas urgentes para luchar contra las enfermedades crónicas y los trastornos mentales.


En el informe se exige un compromiso político de alto nivel y la inmediata intensificación de las medidas contra la epidemia de enfermedades no transmisibles, que constituyen las principales causas de muerte y enfermedad en el mundo.


En conjunto, el cáncer, la diabetes y las enfermedades pulmonares y cardíacas matan a 41 millones de personas cada año, lo que supone el 71% de todas las muertes en el mundo. Unos 15 millones de esas muertes son de personas entre los 30 y los 70 años de edad. El informe presta especialmente atención a los crecientes —y a menudo desatendidos— problemas que conllevan los trastornos mentales y la obesidad.


El Dr. Tabaré Vázquez, Presidente del Uruguay, instó a los dirigentes mundiales a «redoblar los esfuerzos» para cumplir la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de reducir en un tercio las muertes prematuras por ENT para 2030 y promover la salud mental y el bienestar: «Proteger y mejorar la calidad de vida de las personas es una forma de fomentar la dignidad humana para progresar en el crecimiento económico, la justicia social y la coexistencia humana», señaló el Dr. Vázquez, quien hoy mismo presentó el informe al Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, en Ginebra. «La salud es esencial para la paz y la democracia. No se trata de gastarse mucho dinero, sino de hacer buenas inversiones».


En su informe, la Comisión presenta seis recomendaciones:


Los Jefes de Estado y de Gobierno deberían asumir la responsabilidad en lo que respecta al programa sobre ENT, en lugar de delegarla exclusivamente en los ministros de salud, puesto que esa responsabilidad requiere la colaboración y cooperación de muchos sectores.


En función de las necesidades de salud pública, los gobiernos deberían identificar y aplicar un conjunto específico de prioridades en el marco general del programa sobre ENT y salud mental.


Los gobiernos deberían reorientar los sistemas de salud con el fin de incluir en sus políticas y planes para la cobertura sanitaria universal la prevención y el control de las ENT.


Los gobiernos deberían fortalecer la reglamentación eficaz y la apropiada interacción con el sector privado, los círculos académicos, la sociedad civil y las comunidades.


Los gobiernos y la comunidad internacional deberían desarrollar un nuevo paradigma económico para financiar las actividades relativas a las ENT y la salud mental.


Los gobiernos deben fortalecer la rendición de cuentas ante sus ciudadanos en lo concerniente a las ENT y simplificar los actuales mecanismos internacionales de rendición de cuentas.


«Conocemos el problema y tenemos las soluciones, pero si no incrementamos la financiación para la lucha contra las ENT y exigimos a todas las partes interesadas que se hagan responsables de cumplir sus promesas, no podremos acelerar los progresos», señaló la Dra. Sania Nishtar, Copresidenta de la Comisión. 


«La epidemia de las ENT ha explotado en los países de ingresos bajos y medianos en las dos últimas décadas. Debemos actuar con rapidez para salvar vidas, prevenir sufrimientos innecesarios y evitar el desmoronamiento de los sistemas de salud frágiles».


Cumplir la promesa de la cobertura sanitaria universal, para velar por que todas las personas, en todas partes, puedan tener acceso a servicios sanitarios de calidad sin sufrir dificultades económicas, es una de las principales prioridades de la OMS. El informe de la Comisión contribuirá a guiar a los países en su avance hacia el logro de la salud para todos y su lucha contra las ENT y las enfermedades infecciosas.


«La OMS se fundó hace 70 años sobre la convicción de que la salud es un derecho humano del que deben gozar todas las personas, y que no debe ser privilegio de unos pocos», señaló el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.


«Las recomendaciones de este informe son un paso importante hacia la materialización de ese derecho con la prevención del sufrimiento y las muertes provocadas por las enfermedades no transmisibles».


Con el llamamiento a los Jefes de Estado y de Gobierno para que asuman la responsabilidad última por las ENT, en el informe, publicado simultáneamente en la revista médica The Lancet, se reconoce la necesidad de garantizar que los ministerios de salud tengan la influencia necesaria para asegurarse que la lucha contra las ENT tiene el respaldo de la voluntad política y la financiación que merece.


Entregar el informe al Director General de la OMS es la primera actividad de la Comisión, que continuará ofreciendo apoyo de alto nivel a los sectores dedicados a lucha contra las ENT catalizando las medidas y la financiación, especialmente en el ámbito de país.


El 27 de septiembre de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas acogerá en Nueva York la tercera Reunión de Alto Nivel sobre las ENT. El informe de la Comisión será de gran ayuda en la preparación de la OMS para esta importante ocasión.


Entre los Copresidentes de la Comisión figuran los presidentes de Finlandia, Sri Lanka y el Uruguay, la Ministra de Salud de la Federación de Rusia y la Dra. Sania Nishtar, destacada experta y promotora de la lucha contra las ENT y antigua ministra federal de la salud del Pakistán. La Comisión incluye a dirigentes de la salud y el desarrollo procedentes de diferentes gobiernos, la sociedad civil y el mundo empresarial.


Nota para los redactores:


Las enfermedades no transmisibles (ENT), en particular las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes, las enfermedades respiratorias crónicas y los trastornos mentales, suelen ser de larga duración y son resultado de una combinación de factores genéticos, fisiológicos, ambientales y de comportamiento. 


El consumo de tabaco, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol y las dietas malsanas incrementan el riesgo de morir por una ENT. La detección, el cribado y el tratamiento de las ENT, así como los cuidados paliativos, son componentes fundamentales en la respuesta a dichas enfermedades. La OMS reconoce también que la contaminación del aire constituye un importante factor de riesgo para las ENT.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.