Cómo lograr que los niños obtengan la vitamina D que necesitan: expertos

|


IStock 000077253755 Medium


Por Carolyn Crist


WASHINGTON, EE.UU. /REUTERS HEALTH.—Los padres y los cuidadores deberían conocer tres maneras de que los niños obtengan la vitamina D que necesitan, de acuerdo con un informe publicado en JAMA Pediatrics.


Aunque muchos saben que el calcio y la vitamina D son fundamentales para la salud de los huesos, no todos conocen que el calcio se absorbe sólo con ayuda de la vitamina D.


"A veces se subestima a la vitamina D, en especial cuando funciona como una pareja silenciosa del calcio", dijo la doctora Megan Moreno, de la Facultad de Medicina y Salud Pública de University of Wisconsin, Madison, y autora de un documento de una página para padres y cuidadores.


La página, de acceso gratuito (https://bit.ly/2JwqcO8), surge de las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Pediatría. Describe la mejores maneras de que los niños obtengan vitamina D a través de la exposición al sol, la alimentación y los suplementos.


Las guías recomiendan que los menores de 12 meses reciban 400 UI diarias de vitamina D de todas las fuentes y que los niños y los adolescentes obtengan 600 UI/día. Aconsejan suplementar la lactancia materna hasta que el bebé comience a consumir leche fortificada.


"El verano se acerca y habrá muchas oportunidades para que los niños estén al aire libre, al sol, coman más en casa y pasen más tiempo con los padres", dijo Moreno. "Es un momento oportuno para que los padres apliquen estas estrategias."


Indicó que los alimentos ricos en vitamina D, como el salmón o el atún, se puede cocinar en la parrilla con verduras de estación. Los pescados grasos, la leche, el yogur y el cereal fortificados, y el huevo también aportan vitamina D.


"Las multivitaminas no serían necesarias si los niños tienen una alimentación variada", agregó Moreno. "El sol también es una fuente importante de vitamina D, tanto como la protección solar."


Con la exposición directa a la luz solar, la piel produce una versión de vitamina D que circula en la sangre. La cantidad dependerá de la hora del día, la estación, la latitud, la extensión de piel expuesta y la pigmentación. En algunos lugares, la producción de vitamina D disminuye o desaparece durante los meses de invierno.


Una tercera opción es el uso de suplementos. Aunque no se recomienda el uso pediátrico diario de las multivitaminas, Moreno publica que podría ayudar en los casos en que no se obtiene suficiente cantidad de vitamina D con la comida o la exposición al sol. A menudo, los suplementos incluyen calcio y vitamina D.


FUENTE: JAMA Pediatrics, online 29 de mayo del 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.