Enfermeras dicen hay nepotismo en el Moscoso Puello

|



A1 140 558x450


SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.-- En el hospital Francisco Moscoso Puello han sido cancelados más de 50 empleados, y en su lugar han sido colocados familiares y relacionados del director, Francisco Torres, denunciaron ayer ocho empleados que acudieron al local de la Asociación Nacional de Enfermeras (Asonaen), quienes aseguran que existe nepotismo en ese centro asistencial.


Las enfermeras del referido hospital denunciaron hace varios días que sufren maltrato y hostigamiento por parte de la dirección del centro de salud, por lo que pidieron la intervención del director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany.


Miguel Lucrert, encargado de monitoreo; Yudelkis Ramos, conserje; Wanda Jiménez, del área jurídica; Cristina Martínez, ayudante de cocina y Yesenia Suárez, denunciaron las supuestas violaciones que comete el doctor Torres contra las enfermeras y el personal.


Las norsas contaron que el gerente de Recursos Humanos, Omar Montás, cuyo hermano, Julio Montás, chofer del director, ha llegado al colmo de presentarse a los puestos de trabajo del personal de enfermería y amenazarles con cancelaciones si las ven fuera de sus áreas.


Asimismo, explicaron que las enfermeras han sido obligadas a llenar un formulario de permiso para ir a desayunar.


De igual manera, denunciaron que continúan las cancelaciones y sustituciones de personal administrativo, y que en lugar de los empleados que estaban, el director ha designado a suegro, tíos y sobrinos.


La posición de la dirección. Hace unos días el director del hospital, doctor Francisco Torres, negó la acusación que formulara Francisca Peguero, presidenta de la Asociación Nacional de Enfermeras (Asonaen) y los empleados del centro.


Peguero denunció que en el hospital existe un ambiente hostil y represivo que propicia el director, lo cual no permitirán.


Según dijo, el doctor Torres mantiene un ambiente hostil, incluso ha prohibido a las profesionales salir a desayunar o merendar.


“En el hospital no existe la paz laboral que debe caracterizar toda institución, más aún tratándose de salud; allí la empleomanía es perseguida, maltratada y vigilada por familiares y allegados del director”, manifestó la dirigente del gremio agrupa a las enfermeras.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.