La bebé Astrid Montero ya balbucea primeras palabras

|



La bebe astrid montero ya balbucea primeras palabras

Regalo de Dios. Astrid Montero, al día de hoy, pesa 15 libras, triplicando el peso de su nacimiento.


Por Carolina Pichardo


SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.-- Astrid Montero pronto podrá agradecer por sí misma todo el apoyo que ha recibido durante sus primeros seis meses, cumplidos ayer 10 de abril.


La bebé, que ha cautivado con sus brillantes ojos y su cara angelical a miles de dominicanos, ya ha comenzado a balucear sus primeras palabras mágicas, principalmente para su padre Denny Montero, porque emitió los sonidos de “papá”.


De inmediato, lágrimas de felicidad rodaron por los rostros de sus padres, quienes no podían creer que habían recibido tal obsequio a poco de cumplir seis meses con el mayor regalo que Dios les otorgó después de ocho años de matrimonio. “Ella ha balbuceado un par de veces. Trata de llamarnos tanto a su papá como a mí”, manifiesta con emoción Lorainne Gómez, madre de la bebé.


La consideran como un ángel de paz. Incluso en los momentos más difíciles, cuando a causa de una cardiopatía congénita estaba pronosticada a un mes y medio de vida, la niña transmitía paz y tranquilidad. Los tubos, máquinas y medicamentos no le restaban energía. En la actualidad sus padres le han dado la libertad de ser una bebé normal, y como cualquiera de su edad, gatea por el piso de la vivienda en donde reside temporalmente junto a sus padres en Boston, Massachussets. Todo lo contrario a la situación que vivía hace unos meses en República Dominicana, cuando ni siquiera podía estar expuesta al contacto de personas fuera de su entorno por temor a que empeorara su enfermedad.


La pequeña se pasa casi todo el tiempo riendo a carcajadas, balbuceando junto a los sonidos de sus caricaturas favoritas, durmiendo las horas correspondientes y sin ningún tipo de quejas, a diferencia de otros niños de su edad. Cuenta que su “pocoyita”, como la llama cariñosamente, ya ha comenzado a variar su alimentación y ahora consume compotas de frutas al igual que leche con fórmula, alimentos que la han fortalecido tanto que al día de hoy pesa 15 libras, triplicando el peso de su nacimiento.


Lorainne Gómez recuerda cómo la niña fue trasladada en una aeroambulancia hacia el Hospital de Niños de Boston, y se remonta a los tiempos cuando estuvo tan desesperada que llegó a pensar que su primogénita le sería arrebatada. Ahora considera todo lo sucedido como un milagro divino, y agradece a Dios y a todas las personas que oraron y recaudaron recursos para cubrir las operaciones y tratamientos médicos, que costaron aproximadamente 250,000 dólares (11,000,000 de pesos), en el Hospital de Niños de Boston.


Las operaciones de corrección del hueco en el corazón, la arteria pulmonar izquierda, la malformación del arco aórtico y una obstrucción que afectaba sus vías pulmonares, fueron realizadas el 13 de noviembre de 2017. “Agradecemos a Dios y cada persona que nos ayudó, gracias al presidente Medina, a Gonzalo Castillo por donar la aeroambulancia que mandó a mi niña a Boston y que permitió que ella pudiera resistir el vuelo y también a Susana Gautreau quien luchó por nosotros incansablemente para que todo fuera posible”, dice, nostálgica, Gómez.


Fuente: Listín Diario

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.