Niños obesos que adelgazan en la niñez pueden reducir riesgo extra de diabetes

|


Depositphotos 95850304 l 2015 1024x682


Por Gene Emery


NUEVA YORK,EE.UU./REUTERS HEALTH.--Si bien el sobrepeso infantil eleva el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta, un estudio demuestra que ese riesgo extra desaparece si los niños adelgazan antes de los 13 años y mantienen un peso normal en la juventud.


"Hasta nuestro estudio, sabíamos que reducir el peso en la edad adulta reduciría el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2", dijo la coautora, doctora Jennifer Baker. "Nuestro estudio es el primero, y el más grande, que demuestra que adelgazar antes de la pubertad, que es una gran ventana para la intervención y la prevención, reduciría el riesgo futuro de enfermedad".


Pero el estudio de más de 62.500 hombres de Dinamarca, publicado en The New England Journal of Medicine, no evaluó si las estrategias para adelgazar en la niñez reducen el riesgo. Sólo se usaron registros del peso a los siete y 13 años y el inicio de la edad adulta para determinar correlaciones entre la diabetes y la dieta a los 30 y 60 años de edad.


Y el equipo halló que cuanto más tiempo los participantes mantenían un peso normal, más protegidos estaban.


"La reducción del riesgo es constante", afirmó Baker, profesora asociada de epidemiología de la Universidad de Copenhague. "El juego nunca termina, por decirlo de alguna manera".


Más del 23 por ciento de la población infantil mundial tiene sobrepeso u obesidad.


El equipo de Baker observó que el 72 por ciento de los varones que desarrollaba diabetes tipo 2 entre los 30 y 60 años nunca había tenido sobrepeso. Pero, en el resto, la edad con sobrepeso hacia la diferencia.


El sobrepeso a los siete y 13 años y en el comienzo de la adultez aumentaba cuatro veces las chances de desarrollar diabetes. Engordar en la pubertad y hasta la edad adulta elevaba 3,87 veces ese riesgo.


El equipo no halló una relación entre la inteligencia o el nivel educativo y la aparición de la diabetes.



FUENTE: The New England Journal of Medicine, online 4 de abril del 2018.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.