Instituto de Ayuda al Sordo “Santa Rita” Inc. arriba a su 46 aniversario con un cúmulo de logros

|


Una profesora del Instituto de ayuda al sordo u201cSanta Ritau201d enseu00f1a a un grupo de alumnos en horario vespertino. 798x450


SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.-- El Instituto de Ayuda al Sordo “Santa Rita” Inc. arriba a su 46 aniversario con un cúmulo de logros y satisfacciones profesionales en beneficio de cientos de niños de estrato social humilde con problemas de audición que hacen vida común en la institución y reciben atención de un equipo de profesionales y técnicos que los observan crecer y desarrollarse, hasta superar sus problemas y convertirse en profesionales y artesanos para insertarse a la sociedad sin ser discriminados.


La institución fue fundada el 4 de febrero de 1972 por un grupo de voluntarios liderado por la señora Consuelo de Pérez Bernal. La entidad sin fines de lucro se rige por una junta directiva y cuenta con un cuerpo de voluntarios y un equipo administrativo “de reconocido espíritu de servicio”, quienes colaboran conjuntamente para llevar a cabo sus objetivos”.


En la institución se apoya en las personas “con deficiencia auditiva” y contribuye con su inclusión social de manera integral. En 1973 la entidad fue incorporada mediante el decreto 3734, promulgada en junio de ese año por el Poder Ejecutivo. Originalmente el Instituto inició sus labores con el Centro Académico en un local de la avenida 27 de Febrero. Posteriormente se trasladó al sector a un espacioso espacio ubicado en la calle Luis F. Thomén No. 616, sector El Millón, Santo Domingo, Distrito Nacional.


Este grupo de hombres y mujeres tienen más de cuatro décadas ininterrumpidas trabajando para formar familias sanas y estables que pueden funcionar para mantener el bienestar y desarrollo integral de sus miembros, basado en estrategias de compromiso, sonido, ética y valores, satisfacción, solidaridad y conveniencia.


La señora María de Jesús Pérez de Mansfield preside la Junta Directiva de la institución, mientras que Consuelo Saviñón es directora administrativa. Una amplia y variada gama de servicios, con personal calificado, se ofrece a la población con problemas de discapacidad auditiva en general, desde recién nacidos hasta adultos mayores. Incluye audiometría, timpanometría, emisiones otoacústicas, potenciales evocados auditivos y estudios especiales de audiometría tronal liminar.


La estructura humana está forma por 56 personas. Incluye profesores, médicos, psicólogos, personal docente, administrativo, técnico, de operaciones, profesores de lenguas de señas, instructores de deportes y de otras disciplinas. 


Un grupo de 22 niños participan en escuelas-talleres aprendiendo manualidades, pintura, y otros oficios que los ayuden a insertarse en la sociedad sin ser discriminados.


Muchos filántropos adoptan un ahijado y aportan recursos para su recuperación y desarrollo, pero los gastos son cuantiosos para la cantidad de niños que llegan de distintos lugares en busca de ayuda profesional. El personal está conformado por 56 personas, profesionales calificados, técnicos y de servicio.


El Estado, a través de cuatro instituciones, aporta la “módica” suma de RD$533,000 al año a través de cuatro instituciones, a las hay que rendir cuentas. La nómina de pago del personal que labora en el Instituto es de alrededor de RD$4,000,000 (cuatro millones al mes).


El instituto ofrece, además, evaluaciones auditivas a escuelas e industrias, orientación para la prevención de condiciones auditivas, protectores auditivos para natación y contra el ruidos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.