Muchas madres desconocen el riesgo de quemaduras infantiles y cómo tratarlas

|

DQmURhiuCY1D1novJeiDDGBU4ZYKuQgxnAaDJVFBYbNhUSS


Por Shereen Lehman


NUEVA YORK,EE.UU./ REUTERS HEALTH.-- Las madres de los niños pequeños desconocen el alto riesgo de quemaduras al que están expuestos sus hijos y hasta cuál es el grupo etario con más chances de sufrir esas lesiones, según afirma un equipo de Australia.


El equipo entrevistó a casi 500 madres de niños pequeños de Queensland y un tercio conocía la primera causa de quemaduras a esas edades, mientras que apenas una de cada 10 sabía qué tratamiento utilizar.


“Las bebidas calientes son la principal causa de quemaduras infantiles en Australia y en muchos otros países desarrollados", dijo la autora principal, Jacqueline Burgess, del Centro de Investigación de Quemaduras y Trauma Infantiles de la Universidad de Queensland, Brisbane del Sur.


"En Australia, las bebidas calientes causan el 20 por ciento de todas las quemaduras que tratamos y se mantiene así desde hace 15 años”. El 75 por ciento de esas quemaduras ocurren en menores de 24 meses. "Nuestro estudio está orientado a resolver ese problema".


Su equipo reunió información antes de poner a prueba una app que habían diseñado, Cool Runnings, para enseñar medidas de prevención de quemaduras y primeros auxilios. Participaron mujeres adultas con por lo menos un hijo de entre cinco y 12 meses de edad. La mitad de las mujeres tenía 29 años, en promedio, y el 40 por ciento era madre primeriza.


Los autores calificaron sus respuestas a un cuestionario de 19 preguntas sobre las causas y los factores de riesgo de las quemaduras. Menos de la mitad de las mujeres sabía que los niños de entre seis y 24 meses de edad son el grupo con más riesgo de sufrir una quemadura por líquidos calientes, dijo Burgess.


"Esa es la edad de desarrollo de las habilidades motrices y crece la movilidad, la curiosidad y el deseo de imitar a los adultos; pero también a esa edad aún falta la conciencia de peligro y la capacidad de alejarse de objetos y líquidos calientes", precisó la autora.


Es por eso que, agregó, los padres de los niños de ese grupo etario deben prestar especial atención cuando preparan y consumen líquidos calientes.


Dejar correr el agua fría de la canilla durante 20 minutos sobre el lugar de la quemadura es la mejor medida de primeros auxilios, lo que reduce el dolor, la profundidad de la lesión, y mejora el tiempo de curación, detalló Burgess.


"Eso es efectivo hasta tres horas después de la quemadura. Hay que enfriar la quemadura, pero sin que el niño sienta demasiado frío. Es un tratamiento bastante accesible, gratuito y lo mejor que se puede hacer".


El 94 por ciento de las madres sabía que hay que enfriar la quemadura con agua solamente, pero sólo el 10 por ciento sabía que había que hacerlo durante 20 minutos, según publica el equipo en Injury Prevention.



FUENTE: Injury Prevention, online 31 de enero del 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.