Hallan más evidencia de relación entre la maternidad a edad avanzada y el parto prematuro

|

87351 jangan tunda punya anak hamil jelang usia 40 tahun lebih berisiko 4 hal fatal ini


Por Lisa Rapaport


NUEVA YORK, EE.UU. / REUTERS HEALTH.--El aumento del riesgo de tener un parto prematuro después de los 40 años no se podría explicar por completo con un mayor uso de la tecnología reproductiva o las intervenciones médicas, como la inducción del trabajo de parto o las cesáreas programadas, de acuerdo con un estudio realizado en Canadá.


El estudio confirma que el riesgo de tener un parto prematuro es más alto en mujeres de 40 años: el 7,8 por ciento de los embarazos a esa edad finalizó con un parto prematuro y el 1 por ciento, con uno muy prematuro.


Las mujeres de entre 30 y 34 años tenían el riesgo más bajo: el 5,7 por ciento de los embarazos finalizó con un parto prematuro y el 0,6 por ciento en partos extremadamente prematuros.


A diferencia de las mujeres de entre 30 y 34 años, las madres de 40 años eran un 14 por ciento más propensas a tener un parto prematuro espontáneo y el 31 por ciento, a tener un parto prematuro por inducción, cesárea u otras intervenciones. Esto aporta nueva evidencia de que la edad es un factor de riesgo independiente de prematuridad, según publica el equipo en PLoS One.


"Una hipótesis común es que el aumento del riesgo de tener un parto prematuro en madres añosas se explicaría principalmente por la inducción del parto debido a enfermedades", dijo el doctor Antonio Simone Lagana, del Hospital Filippo Del Ponte y la Universidad de Insubria, Varese, Italia.


"Aun así, este estudio determinó que la edad maternal avanzada (40 años o más) estuvo asociada con mayor riesgo de tener un parto prematuro, aun tras considerar factores confundentes, como la placenta previa, la diabetes gestacional, la historia clínica, el uso de tecnologías de reproducción asistida y la realización de procedimientos invasivos más comunes en las madres añosas", dijo Lagana, que no participó del estudio.


Las madres más grandes del estudio tenían un riesgo más alto de entrar en trabajo de parto espontáneamente y de tener un parto prematuro inducido por motivos clínicos.


Esto sugiere que las decisiones médicas en la sala de parto no explicaría el aumento del riesgo por completo, según dijo la doctora Alice Goisis, de la Escuela de Economía de Londres. "La asociación no se puede atribuir por complete sólo a las intervenciones médicas".


En las semanas inmediatamente posteriores al parto prematuro, los recién nacidos tienen problemas para respirar y digerir el alimento. Además, enfrentan desafíos en el largo plazo.


El embarazo dura unas 40 semanas y los bebés que nacen después de la semana 37 lo hacen a término. El estudio se concentró en los prematuros con entre 32 y 36 semanas de gestación, así como los bebés extremadamente prematuros, que nacen antes de las 32 semanas de gestación.


FUENTE: PLoS One, online 31 de enero del 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.